Podría decirse que las Tortitas Fit son las reinas de los desayunos!!

El motivo es que son la combinación perfecta de proteínas, carbohidratos, fibra y grasas para darte full de energía por la mañana y evitar picos de glucemia, que luego se traducen en los típicos bajones de energía a media mañana, después de comer y por la tarde.

El desayuno standar a base de bollería industrial o tostadas de pan blanco provoca un chute de glucosa en sangre por el alto contenido en azúcares y carbohidratos simples de asimilación rápida.

¿Alguna vez te has preguntado cómo hace tu cuerpo para transformar lo que comes en energía? La respuesta no es sencilla, pero vamos a ir poco a poco.

En el caso de los carbohidratos, éstos nos proporcionan glucosa que es la principal fuente de energía para el organismo. Es como si le echaras gasolina al coche. Pero no basta con echarle la gasolina al coche, sino que ésta hay que trasladarla hasta el motor. En nuestro caso, la hormona insulina es la que se encarga de trasladar la glucosa hasta las células para que la puedan usar como fuente de energía.

Cuando tu desayuno se basa en bollería, pan blanco, galletas o cereales azucarados, la cantidad de glucosa en sangre aumenta de forma desproporcionada. Para poder asimilarla, tu páncreas ha de generar grandes cantidades de hormona insulina de golpe. Y como todo lo que sube baja, después de ese subidón de energía, tu cuerpo se viene abajo y te pide más y más. Este proceso repetido a lo largo del día y después de años y años, provoca un agotamiento del páncreas y de ahí la indicencia tan elevada de diabetes en nuestra población y cada vez más en edades infantiles.

Sin embargo, como siempre hay soluciones, podemos optar por un desayuno bien proporcionado en carbohidratos de asimilación lenta, proteínas, fibra y grasas.

La digestión de un desayuno bien proporcionado genera una producción de glucosa que acompañada de fibra, grasas y proteínas, entra lentamente en la sangre, aportándonos una energía duradera.

Receta Tortitas Fit

información

 

  • Tiempo:
  • Comensales:
  • Tipo:

Utensilios

 

  • Batidora
  • Sarten

Ingredientes

 

  • 1/4 cup de copos de avena o una cucharada sopera colmada
  • 1 cup de Isolated Whey Protein
  • 1 huevo. En el caso de no querer usar Isolated Whey Protein. 2 claras y 1 huevo
  • 1 tbsp de semillas de lino dorado o marrón.
  • 1/4 cup de leche de avena o un par de cucharadas soperas colmadas
  • 1 pizca de sal himalaya
  • aceite de coco, aceite de oliva o ghee

Proceso

 

  1. Echa en la batidora todos los ingredientes secos, es decir, los copos de avena, la proteína en polvo, las semillas de lino y la pizca de sal. Tritura para que las semillas de lino se muelan bien y quede todo bien mezclado.
  2. Añade el huevo y la leche, vuelve a triturar hasta que quede de una consistencia espesa.
  3. En la sartén caliente, unta un poco de aceite de coco, oliva o ghee, para evitar que se peguen las tortitas. Echa un poco de la mezcla y extiéndela por la sartén moviendo la sartén como cuando haces una tortilla francesa.
  4. Espera hasta que notes que se ha cuajado y dale la vuelta. Déjala un poquito para que se termine de hacer y listo.
  5. Así hasta que termines toda la mezcla

A mi me encanta combinarlas con fruta.

En este caso, papaya aderezada con una pizca de sal, lima y aceite de oliva, una láminitas de cacao 100% y semillas de girasol ligeramente tostadas.

No se trata de hacer dieta sino de aprender a comer.

Iniciarse en el mundo de las tortitas es siempre un mundo divertido, cuéntame cuáles son tus experiencias!!

Con todo mi amor.

Eva G.

Si te ha gustado puedes compartirlo:Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter