Es apasionante investigar en la cocina y descubrir que comer saludable es tan sencillo como proponérselo!

Eso es una de las maravillosas cosas que veremos en el taller que ofreceré en Madrid el próximo 16 de abril. Ya sólo quedan 4 plazas! Tengo unas ganas infinitas de que llegue el día para poder pasar una mañana llena de magia con vosotros!

En el objetivo de llevar una dieta más saludable, que nos haga sentir ligeros, encontrar nuestro peso ideal y tener energía de la buena durante las largas jornadas de trabajo, suele ser habitual que los momentos de media mañana y/o media tarde, sean los más díficiles de manejar y de tomar decisiones adecuadas. Hay mucha máquina de vending y mucha comida basura al alcance de la mano.

Por ello, lo más recomendable es estar preparados, llevando contigo siempre algo de comida que te permita poder alimentarte de un modo saludable en esos momentos y que no tengas que recurrir a la comida basura.

¿Cuántas comidas hacer al día? ¿Hago bien en comer algo a media mañana y media tarde?
Estas son dos de las grandes preguntas que todo el mundo se hace cuando trata de modificar su alimentación con el objetivo de perder algo de peso y sentirse más ligero.

La respuesta es bien sencilla: Come siempre que sientas que tienes hambre real. Si se trata de hambre emocional o comer por estres es otra cosa. En esos casos, habrá que ir a la raiz del problema, qué es lo que te provoca ese estres y por qué te refugias en la comida para sobrellevarlo. Para ello, las mejores personas que podrán ayudarte son, un terapeuta especializado y tú mismo, con las ganas de indagar dentro de tí, descubrirte y concerte un poco más.

Las recomendaciones respecto a cuántas veces comer al día varían infinitamente dependiendo de a quién leas. Hay quienes opinan que de 5 a 6 veces es lo ideal, otros dicen que 3, otros dicen que 2…. En fin…. Cómo en todo lo que concierne a la nutrición hay opiones y estudios de investigación para todos los gustos.

En estos casos mi recomendación es que te escuches a tí mismo y veas qué es lo que mejor va contigo. Habrá días que te apetezca comer más veces al día y otras que menos.

Una pauta para poder determinar esto es que observes como llegas a la siguiente comida. Me explico.
Imagina que has desayunado a las 8 de la mañana y no tomas nada hasta la hora de comer. Si llegas a la comida con un hambre voraz, que hace que empieces a engullir, en vez de masticar tranquilamente, entonces es mejor que comas algo a media mañana para llegar con un apetito más controlado a la comida, que te permita comer con tranquilidad, masticar adecuadamente y saciar tu apetito comiendo una cantidad moderada.
Lo mismo en el caso de la media tarde. Hay quienes necesitan merendar, porque sino llegan a la cena sin poder parar de picotear todo tipo de comida y luego se van a la cama con la sensación de haber comido demasiado, con las consecuencias para el descanso que eso tiene.

Super Healthy Crackers de Mijo

Los Crackers de Mijo son ideales para tomar a media mañana o media tarde. Ya sea sólos o acompañados con guacamole, hummus, crudités tipo zanahoria o apio, o incluso un huevo cocido.

El Mijo es un super cereal, ideal para todos aquellos que tengan una intolerancia total (celiacos) o parcial al gluten. Si quieres saber más sobre el Mijo, pincha aquí.

Los Crackers, combinan el mijo, que es un cereal rico en proteínas, vitaminas y minerales; semillas de lino ricas en omega 3, grasas buenas y proteínas, semillas de sésamo ricas en calcio y grasas buenas, aceite de coco, romero, tomate seco, ajo, sal himalaya y tamari.

Son la combinación ideal para no producir picos de glucemia en sangre, ayudándote a mantener una energía constante a lo largo del día, aportan una buena cantidad de fibra a tus intestinos, son super crunchy y están deliciosos!!!!!!!! ¿Qué más se puede pedir a un snack? Nami!

Receta Crackers de Mijo

información

 

  • Tiempo:
  • Comensales:
  • Tipo:

Utensilios

 

  • Procesador de comida o batidora
  • Horno
  • Papel de horno
  • Rodillo o botella de cristal

Ingredientes

 

  • 2 cups de Mijo cocido, aquí puedes ver como preparalo
  • 1/2 cup de semillas de lino remojadas 30 minutos
  • 1/2 cup de semillas de sésamo tostadas
  • 1/4 cup de aceite de coco en estado líquido
  • 2 dientes de ajo machacados
  • 4 mitades de tomates seco hidratados
  • 1 cucharada de romero fesco o seco
  • 1/2 cucharadita de café de sal himalaya
  • 2 cucharaditas de café de tamari o salsa de soja

Proceso

 

  1. La noche anterior pon los tomates secos en agua para rehidratarlos.
  2. La noche anterior pon el mijo en remojo tal y como te cuento en este post.
  3. Pon las semillas de lino en agua. Si usas 1/2 cup de semillas de lino, pon 1/2 cup de agua. Déjalas 30 minutos.
  4. Tuesta las semillas de sésamo ligeramente en la sartén.
  5. Enciende el horno a 140.
  6. Si el aceite de coco está en estado sólido, ponlo al baño maría para conseguir la textura líquida.
  7. En el procesador de comida incorpora, el mijo cocido, las semillas de sésamo tostadas, las semillas de lino remojadas 30 minutos, los tomates rehidratos, los dientes de ajo machacados, el romero, el aceite de coco líquido, la sal y la salsa de soja o tamari.
  8. Bate en el procesador hasta conseguir una masa uniforme.
  9. Extiende sobre la encimera de la cocina papel de cocina del tamaño de la bandeja del horno.
  10. Remójate las manos y toma 1/3 de la masa. Ponla en el centro del papel y extiende ligeramente con las manos.
  11. Si se te pega, mójate un poco más las manos.
  12. Coloca otro trozo de papel encima y empieza a extender la masa con un rodillo o botella de cristal.
  13. Cuando más finito te quede, más crunchy quedarán los crackers.
  14. Cuando ya lo tengas extendido, retira el papel de encima y haz una líneas con un cuchillo como en la imágen de arriba para que luego puedas separar los crackers.
  15. Coloca el papel inferior con la masa, en la bandeja del horno.
  16. Hornea durante 35 minutos.
  17. Una vez hechos, déjalos enfriar ligeramente, retíralos del papel y colócalos en una superficie que puedan ventilar para que se sequen.
  18. Haz el mismo proceso con las otras dos partes de la masa.

 

Y listo!!!! Ya tienes preparados una buena tanda de crackers deliciosos para acompañar tus comidas o deleitar tú paladar a media mañana o media tarde!

Recuerda, be smart a la hora de snackear!!!! Con buenas elecciones, es posible.

Con todo mi amor!

Eva Gonzalo.

Si te ha gustado puedes compartirlo:Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter