Ou Yeah! Este porridge de avena y arándanos es un escándalo pero antes de hablarte sobre él, vamos a hablar un ratito sobre nutrición y salud:

Si estás empezando a interesarte, o ya llevas tiempo tratando de mejorar tu alimentación, te habrás dado cuenta de la cantidad de controversia que hay respecto a la nutrición.

Que sí el café es bueno o malo, que si el cacao sí o no, que si la mantequilla era algo demoniaco y ahora resulta que tiene propiedades saludables… en fin…. un mareo…

Lo que está claro es que, las enfermedades que desarrollamos por llevar un pobre estilo de vida están en aumento. Problemas cardiovasculares, osteoporosis, diabetes, obesidad, cancer, ansiedad… Son enfermedades cada vez más comunes en nuestras sociedades, que nos hacen vivir vidas a medio gas, sin contar con esas “pequeñas molestias” como inflamación intestinal, articular, acné, candidiasis, enfermedades de la piel, infecciones recurrentes o apatía, que se convierten en una pesadilla diaria para muchas personas.

Muchos, nos acercamos a la nutrición para encontrar solución a nuestros malestares diarios, pero resulta que la nutrición es tan sólo un eslabón en la cadena.

Si tienes tiempo, te recomiendo que le eches un vistazo a estos informes:

Las 10 causas principales de defunción en el mundo, según la OMS (Organización Mundial de la Salud)
Obesidad y Diabetes, una plaga lenta pero devastadora. OMS (Organización Mundial de la Salud)
Como han crecido la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares en los últimos años.

Lo que ponen encima de la mesa estos informes es que, en las sociedades desarrolladas, los virus están prácticamente superados, ahora, las principales causas de mortalidad se deben a enfermedades que desarrollamos por una mala alimentación, por adicción al tabaco, al alcohol, sedentarismo, por vivir en ciudades cada vez más grises, desnaturalizadas y llenas de polución, vidas más estresantes, sin tiempo y sin apenas horas de sueño.

Es decir, que todas esas enfermedades son prevenibles e incluso curables con un cambio en nuestros hábitos de vida.
Obviamente dejar el tabaco y el alcohol deberían estar en tu lista… pero esto lo sabemos todos 🙂

Otros campos en los que podemos hacer grandes mejoras son nuestros hábitos alimentarios, la práctica de algún deporte y nuestra higiene mental.

Está claro que la principal causa de mortalidad es estar vivo, obvio, no? y que de algo tendremos que morir…. pero de lo que se trata es de vivir la vida con la mejor calidad posible y eso lo vamos a conseguir gracias a desarrollar un estilo de vida que nos sume salud: Ciudades más naturalizadas, trabajos bien remunerados, horarios laborales que permitan conciliar vida laboral y personal, vida activa, una mente en calma y una buena alimentación. Hay algunos factores que no están tan al alcance de todos porque tienen más que ver con cambios y actuaciones a nivel político, pero hay otros sobre los que tenemos toda la responsabilidad y la capacidad de acción en nuestras manos así que, sobre esos, es sobre los que podemos empezar a hacer cambios,

Los grandes cambios empiezan poco a poco, para que te vaya dando tiempo a digerir y asimilar la nueva información, así que hoy, le vamos a dedicar un ratito al tema de los desayunos.

Desayuno – ¿Es la comida más importante del día?

Desde hace tiempo es popular el dicho “Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”

Dando a entender que lo saludable es que tu desayuno sea la comida más abundante del día. Pero es más importante centrar nuestra atención en la calidad de desayuno que tomamos.

La industria alimentaria se ha encargado de que asociemos el desayuno con una comida cargada de azúcares. Un desayuno basado en cereales del supermercado, galletas, croissants, pan de molde o bollería no son las mejores opciones. Y no lo digo yo, lo dice tu propio organismo.

Si padeces cualquier tipo de enfermedad cardiovascular, diabetes, obesidad o cancer, deberías revisar muy profundamente lo que desayunas pero si tienes dolores de cabeza constantes, inflamación articular, problemas menstruales, baja energía, problemas de piel, acné, etc… también. Y si ya tienes buena salud y quieres conservarla……. también 🙂

Lo importante es que tu desayuno se base, lo más posible, en comida real.

Y que desayunes la cantidad que te pida tu cuerpo, en el momento en el que te lo pida tu cuerpo, es decir, hay personas que no tienen hambre hasta pasadas unas horas, tras haberse levantado, y otras que se despiertan y no son personas hasta que se toman su desayuno.
Aprende a escuchar a tu cuerpo y a ser amable con él.
Desayuna en el momento que te apetezca pero que la opción sea comida real, que te siente bien y que esté acorde a tus metas.
Si desayunas en casa, es más fácil prepararte algo saludable, pero si desayunas fuera, también puedes encontrar buenas opciones o llevártelo hecho de casa. Todo es cuestión de organizarse.

Últimamente, se ha hecho muy popular la información sobre que, incluir proteína y grasa en el desayuno, ayuda a mantener un buen nivel de energía durante todo el día. Y es cierto pero… ¿qué tipo de proteína y grasa?  Unas salchichas fritas con beicon son proteína y grasa pero, no muy favorecedoras para nuestra salud.

Se trata de que tu desayuno sea completo, que te guste y te haga sentir con una energía estable a lo largo del día. Que lo cocines y lo desgustes con amor.
A mí me encanta incluir en el desayuno un huevo a la plancha pero sé que hay gente que, cuando huele un huevo a la plancha a las 8.00 de la mañana, se les revuelve el alma, así que deja tu mente abierta y olvídate de las normas, pero recuerda que lo fundamental es que sea comida de verdad.

Por ejemplo:
Tostadas de pan de centeno (pero de centeno de verdad y consúmelo si no tienes intolerancia al gluten) con aguacate y unas lonchas de pavo (En los supermercados Aldi venden pavo cocido con 95% de pavo. El pavo de Campofrío y sus primos de la industria, suele llevar un 49% de pavo y el resto es porquería)  Conclusión: Revisa las etiquetas de los productos. El pavo cocido no es de mis opciones preferidas, pero sé que hay gente que le encanta así que, para ellos también está este blog, para poder informarte de que hay opciones más saludables, que aunque no son “perfectas” al menos se acercan…

Un yogur entero (olvídate de los desnatados, a los que les han quitado la grasa pero los han cargado de azúcar) y a ser posible ecológico, con frutas y unos frutos secos.

Las maravillosas tortitas o pancakes, tan de moda en el mundo del fitness y no me extraña porque, además de deliciosas son super saludables y buenas aliadas para mejorar composición corporal. Aquí te dejo dos recetas. Aquí y aquí.

Unos huevos a la plancha o tortilla con una ensalada y una rebanada de pan de centeno también es una opción

O un clásico Porridge de Avena…. una delicia para tu paladar y para los estómagos más delicados. Es una maravilla lo bien que sienta y la energía tan buena que proporciona.

Respecto a si incluir o no fruta en el desayuno, más o menos carbohidratos, proteínas, grasas…… No te agobies con toda esa información. Al final se trata de lo que comes a lo largo del día, de la semana e incluso el cómputo global del mes.

Trata de ser consciente del cómputo global de tu alimentación y de mantener un equilibrio, no se trata de llevar la alimentación perfecta. Mantenerse en los márgenes de Pareto 80 – 20, es una opción más asequible para la mayoría.

Porridge de Avena & Arándanos

Esta receta es un clásico de lo paises anglosajones. El Porridge es avena cocida y en esta ocasión usamos la opción de los copos de avena por su rápida elaboración. Al dejar, durante toda la noche, los  copos de avena en remojo y luego cocinarlos, eliminamos practicamente la totalidad de los antinutrientes presentes en los cereales y las legumbres, haciéndo la receta mucho más digerible.

Si la avena tiene gluten o no, es una de las controversias en nutrición. No hay una opinión común. Por eso, mi recomendación es que si padeces alguna intolerancia al gluten o eres celiaco, elijas una opción libre de gluten por si acaso.

La avena es rica en proteína, vitaminas B y E, calcio, potasio, fósforo, sílicio, magnesio y aceites poliinsaturados. Es fabulosa para calmar el sistema nervioso, reestablecer el sitema reproductivo y eliminar el colesterol del aparato digestivo y las arterias.

Si toleras bien los cereales y quieres incluirlos en tu alimentación, la avena es una buena opción.

Otro de los ingredientes de este porridge son los arándanos, esas perlitas azules que me tienen enamorada!

Son como pequeños bombones de salud.

Tienen propiedades antibacterianas, y son muy recomendables para ayudar en el tratamiento de infecciones de las vías urinarias, riñones y próstata.

Son ricos en flavonoides, con propiedades antioxidantes y super saludables para la salud de nuestros ojos.

Su riqueza en vitamina P los hacen buenos aliados en la salud cardiovascular. Tienen propiedades astringentes y antiespasmódicas que junto con su alto contenido en  betacoretones y cariofilenos, los hace buenos amigos de nuestro sistema digestivo.

Son grandes compañeros para el tratamiento de la diabetes por su bajo contenido en azúcares.

Y su sabor….. es espectácular… Una delicia para los sentidos.

Verás que en la receta, te pongo como opciones añadir canela y Whey Isolated Protein. Sé, que a muchos de vosotros os puede resultar un poco raro que en un blog de salud se incluya Whey Protein, ya que está asociado al mundo del culturismo y mucha gente le tiene mucho miedo, pero en otro post te hablaré sobre los falsos mitos de la Whey Protein y te contaré sus bondades nutricionales. Si eres vegetariano o vegano o simplemente prefieres una opción de proteína vegetal, puedes optar por proteina en polvo de arroz o de guisante.

Yo, incluyo Whey Protein en mi alimentación, porque me ayuda a mejorar mis funciones intestinales (es un reparador de pared intestinal espectácular) además de ayudar a mejorar composición corporal. Porque mi objetivo con la alimentación no es sólo de salud sino también estético. Por eso siempre digo, que hay que tener muy claro el tipo de alimentación que llevamos según las metas que queramos conseguir.

Aquí te dejo un par de enlaces que pueden resultarte interesantes:

Soy la vegana gorda y Vegano no siempre significa saludable.

Y ahora sí… te dejo con la receta de este porridge de avena y arándanos que te va a enamorar!!!

Receta Porridge de Avena & Arándanos

información

 

 

  • Tiempo: 15 min
  • Comensales: 2
  • Tipo: SG, SL, SA

Utensilios

  • Cuchillo
  • Tabla de cortar
  • Cazo
  • Bol

Ingredientes

  • 30 – 40 gramos de copos de avena (usa la opción libre de gluten si lo necesitas)
  • 170 ml de agua
  • 1/2 plátano
  • 1 puñado de arándanos
  • 4 nueces pecanas
  • 1 chorrito de sirope de ágave o miel
  • 1 cucharadita de canela (opcional)
  • 1 cup (25 gramos) Whey Isolated Protein sabor vainilla u otra proteína en polvo vegetal (opcional)

Proceso

  1. La noche anterior, pon la avena en remojo en un cazo y deja reposar toda la noche
  2. A la mañana siguiente, escurre la avena y lava con abundante agua
  3. Pon la avena en un cazo e incorpora el agua. El truco está en echar el doble de agua de la cantidad de avena que pusiste en remojo
  4. Lleva a ebullición a fuego máximo y, cuando rompa a hervir, baja el fuego a la mitad
  5. Deja cocer la avena, removiendo de vez en cuando para que no se pegue
  6. Cuando se haya consumido la mitad del agua, incorpora la canela (opcional), remueve y deja que siga cociendo un rato más
  7. Cuando le quede poca agua, que casi esté toda consumida, retíra la avena del fuego e incorpórala a un bol
  8. Añade la Whey Isolated Protein si la vas a usar, removiendo para que todo quede bien mezclado
  9. Pela el plátano y córtalo en rodajas
  10. Limpia bien los arándanos
  11. Trocea las nueces
  12. Coloca sobre la avena las rodajas de plátano, los arándanos y las nueces troceadas
  13. Termina de decorar con un chorrito de sirope de ágave o miel

Un mundo mejor es posible, y tenemos más poder en nuestras manos del que creemos.

El tipo de alimentación que llevamos determina en gran medida cuestiones medioambientales, sanitarias, políticas y filosóficas.

Cada día cuenta y cada pequeña decisión y acción que lleves a cabo en pos de una vida más llena de amor y respecto por tí mismo y por el entorno en el que vives, es una contribución maravillosa para poder hacer de este mundo un mundo mejor.

Con todo mi amor!

 

Eva G.

Si te ha gustado puedes compartirlo:Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter