El Gazpacho….. no hay receta en el mundo que me recuerde más al verano que ésta. Su olor, su textura, su color…. Toda ella, es sinónimo de Verano! Y… sí, ya sé que todavía estamos en Primavera y que queda un mes para que llegue el Veranito, pero es que yo soy una super motivada de la vida y tengo tantas ganas de calorcito, que he decidido empezar a empaparme de Verano desde ya 🙂

¿Y por qué Gazpacho Fit? Pues, no sé si a tí te pasará lo mismo pero, yo he tenido siempre un relación amor/odio con el Gazpacho. Y mi búsqueda en la cocina por conseguir recetas que sean deliciosas pero que además, te permitan unas digestiones ligeras, me ha llevado a desarrollar este Gazpacho que yo he decidido denominar como Fit. Pero no es Fit porque gracias a beber este Gazpacho se te vaya a poner el cuerpo de una competidora de Bikini Fitness, se llama Fit por otras cuestiones, pero para explicártelo mejor, vayamos al origen etimológico de la palabra Fitness.

Hoy en día, con este boom de lo Fitness y lo Healthy, se ha pervertido el significado real de la palabra Fitness.

Fitness, es un estado generalizado de bienestar y salud física. Es decir, nada tiene que ver con tener un six pack, el culo en la nuca, ni cuerpos con un porcentaje de grasa corporal rozando los mínimos saludables. Tampoco tiene que ver con macharcarse en el gimnasio haciendo ejercicios por grupos musculares sin sentido, que te descompensan todo el cuerpo y acaban provocando grandes lesiones. Tampoco tiene que ver con llenarse el cuerpo de química para lucir un cuerpo que “supuestamente es el aceptable por la sociedad”, ni tampoco alimentarse a modo mutante a base de claras de huevo, barritas proteícas, latas de atún como si no hubiera un mañana, caseína, whey proteín, quemadores de grasa, diuréticos, etc…..

Fitness significa “Estado generalizado de bienestar y salud física” y esa definición es la que más encaja con mi visión, cuando digo que algo es Fit. Por supuesto, que otras personas opinarán diferente, y todas sus opiniones son respetables para mí, pero quería matizar bien qué es lo que entiendo yo por Fitness. Si quieres saber más, te dejo el enlace a mi post sobre la Filosofía de Salud Holísitica de este blog.

El secreto, para que éste Gazpacho sea mucho más digestivo, pero que siga teniendo un sabor fabuloso, consiste en algunos secretillos que quiero compartir contigo:

  • Eliminar el pan de la receta tradicional, sustituyéndolo por aguacate
  • Eliminar la parte central del ajo para que no repita
  • Sustituir la cebolla por cebolletas tiernas
  • Dar con la clave de las cantidades de pepino, tomate, ajo, vinagre, pimiento, aceite… Pero, que no cunda el pánico!!!! Esa clave te la voy a dar yo!!! que para eso he estado probando y probando y probando hasta dar con la fórmula mágica 😉

Algunas personas podrán decir, que si le cambias los ingredientes al Gazpacho, sobre todo, si le quitas el pan, ya no se trata de un Gazpacho. Pero……… cuando pruebes éste Gazpacho Fit verás que están muy equivocados.

Como bien dicen, la perfección es enemiga de lo bueno… pero en éste caso, éste Gazpacho imperfecto se convierte en perfecto al cuadrado!

Sustituir pan por aguacate

Al sustiuir el pan por aguacate conseguimos varias ventajas:

  • Para todos aquellos con problemas de celiaquía, sensibilidad al gluten, o sindrome del intestino permeable, se acabaron vuestras pesadillas con el Gazpacho tradicional. Éste Gazpacho Fit, es gluten free e intestino amigable,  por su alto contenido en fibra así que, se convierte en una opción maravillosa para acompañar vuestras comidas y cenas, éste verano.
  • Por otro lado, para todos aquellos que tengáis problemas con la insulina, tipo diabetes, y tengáis que tener más cuidado con las cantidades de glucosa ingeridas, éste Gazpacho se convierte en un gran aliado. Al no llevar pan, y sustituirlo por una grasa buena, como el aguacate, evitamos que el pancreas tenga que trabajar para segregar cantidades altas de insulina y además, los azúcares de las verduras, son asimilados lentamente debido al retardo que supone combinarlos con grasas saludables.
  • Para aquellos que estéis en un periodo de pérdida de peso, éste Gazpacho también es fabuloso. Al no llevar pan, pero sí aguacate, conseguimos disminuir la cantidad de hidratos de carbono simples ingeridos en la dieta e incrementar las cantidades de grasas buenas, tan útiles para mantener un sistema hormonal equilibrado. Fundamental para estabilizar un peso corporal saludable.
  • Por último, para aquellos que tengáis problemas de que os repita el pepino y el ajo, al combinarlo con el aguacate se neutraliza bastante éste efecto, así que problarlo y decirme qué tal os sienta.

Los consejos respecto a eliminar la parte central del ajo, y sustituir las cebollas por cebolletas tiernas, es precisamente para aquellos que tienen sistemas digestivos más delicados y que tienen el problema de que el Gazpacho les repite. Además se beneficiarán de todos los aspectos positivos de eliminar el pan blanco en esta comida, sustituyéndolo por una grasa tan saludable como el aguacate.

Por todo esto, éste Gazpacho, no es un Gazpacho cualquiera sino un Gazpacho Fit, porque permite tener buenas digestiones, no provocar una respuesta de insulina elevada, aporta mucha fibra, agua, nutrientes de alta calidad y antioxidantes.

Pero, como siempre digo, ningún alimento o receta por sí mismo te va a permitir conseguir un estado de bienestar y salud. Eso se consigue con un estilo de vida que integre buena alimentación (comida real), deporte (respetuoso con nuestros cuerpos) y el desarrollo de una practica espiritual (autoconocimiento, meditación, mindfulness o la que sea que elijas). Y sobre todo, que no siempre se puede estar es ese estado de bienestar y salud. La vida cambia a cada segundo, nuestro entorno y nuestro interior son por naturaleza cambiantes. Nuestro cuerpo, mente y emociones permanecen en una búsqueda de equilibrio ante esos cambios. Practicar deporte, meditación y tener una buena alimentación te hará más fácil todos estos procesos de adaptación y búsqueda de equilibrio. Pero no hay ningún regalo al final del camino, porque al final, todos tenemos el mismo destino, lo que importa es lo que hayamos disfrutado mientras lo estamos recorriendo. No te olvides nunca de disfrutar de esta vida!

Y ya…. sin más dilaciones… te dejo con la receta. En la que podrás ver cuál es la combinación que hace que este Gazpacho Fit te enamore para los restos!!

 

 

 

Receta Gazpacho Fit

información

 

 

  • Tiempo: 15 min
  • Comensales: 4
  • Tipo: SG, SH, SA, SL

Utensilios

 

 

  • Cuchillo
  • Tabla de cortar
  • Olla
  • Batidora
  • Jarra de cristal

Ingredientes

 

 

  • 1 Kg de Tomates maduros*
  • 1 pepino
  • 3 cebolletas tiernas (de las finitas tipo ajo tierno)**
  • 1 trocito de pimiento rojo
  • 1/2 diente de ajo (sin la parte central)
  • 1/2 aguacate
  • 1 cucharada sopera de vinagre de manzana
  • 2 cucharadas soperas de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal al gusto

*La calidad y madurez de los tomates va a determinar el resultado final en un 90%. Así que, compra tomates de buena calidad, en su punto óptimo de maduración

**Si no encuentras de este tipo, puedes utilizar cebolletas normales. En este caso utiliza media cebolleta.

Proceso

 

 

  1. Lava bien los tomates, incorpóralos a una olla con agua y lleva a ebullición un par de minutos. De este modo conseguiras que la piel rompa y así, sea más fácil pelar los tomates
  2. Pela el pepino y añade la mitad a la batidora
  3. Lava bien el trocito de pimiento e incorpóralo a la batidora
  4. Pela las cebolletas tiernas y añade a la batidora
  5. Pela el ajo, pártelo por la mitad de manera longitudinal. Elimina la parte central de una de las mitades y… a la batidora
  6. Parte el aguacate e incorpora a la batidora
  7. Pela los tomates, con cuidado de no quemarte y añádelos a la batidora
  8. Añade 1 cucharada sopera rasa de vinagre de manzana y sal al gusto.
  9. Bate hasta conseguir la consistencia deseada. Si usas una batidora tipo americana el resultado será expectacular y no te hará falta colar el Gazpacho para que te quede cremoso
  10. Según bates, añade el aceite de oliva
  11. Prueba y ajusta de vinagre, sal o aceite
  12. Guárdalo en un tarro de cristal en la nevera
  13. Cuando vayas a tomarlo, ponlo en un bol
  14. Pica la otra mitad del pepino, un poquito de tomate y cebolleta y, añadelo por encima a modo de decoración. Además, esto te ayudará a masticar el Gazpacho y que así sean mucho más aprovechables todos sus beneficios

Espero que disfrutes muchísimo esta receta y que te haya resultado útil esta información.

Si es así, cuéntame tu experiencia en los comentarios. Estoy deseando escuchar tu opinión.

Te mando un abrazo lleno de amor.

Y.. recuerda….. haz que esta vida merezca la pena ser vivida. Está en tu mano!

 

 

 

Con todo mi amor.

Eva G.

Si te ha gustado puedes compartirlo:Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter